Las personas con daños cerebrales pueden tener problemas puntuales en la calle , hay veces que se ponen nerviosos y necesitan ayuda.
Nuestra idea es utilizar el pinganillo para que, cuando una persona con daños cerebrales se ponga nerviosa, que el pinganillo lo detecte y que un familiar o amigo que no esté con él le empiece a hablar por el pinganillo y que la persona con el problema cerebral se tranquilice y no se altere.



Más trabajos de Colegio Malvar


 

VER

El carro digital

secundaria, Marina


160
VER

En beneficio de los discapacitados

secundaria, Leyre


196
VER

Autismo y tecnología

secundaria, Alejandro


476
VER

El bastón inteligente

secundaria, Samuel


628
Cortesía Colabora